lunes, 28 de septiembre de 2009

Los Diseñadores Modernistas y Los Insectos!!

Uno de los motivos más recurrentes en la moda y en las artes decorativas en la primera mitad del siglo XX fueron los insectos. Al iniciar la Revolución Industrial, a finales del XIX, el Modernismo y el Diseño Gráfico hicieron de la naturaleza su gran fuente de inspiración, iconos como la libélula o la mariposa se repitieron en multitud de diseños.


Con sus exquisitas piezas de cristal con forma de ninfas bailando, aves, peces, follaje, libélulas y por supuestos otros insectos como estos saltamontes -broche creado en 1906- por lo que Lalique se convirtió en sinónimo del arte decorativo francés mejor conocido como Art Nouveau.

Elsa Schiaparelli
A mediados del siglo pasado, esta gran diseñadora deleitaba al mundo con sus obras surrealistas, como sus famosos collares de hormigas o sus innovadores vestidos con botonaduras de insectos. Aquí vemos un vestido ricamente adornado con un broche abeja.

En parte influidos por la corriente de estética oriental que surgió a principios del siglo XIX, otros grandes creadores, como la joyería Bárcena, se rindieron ante el poder de la libélula, considerada por la cultura japonesa como un amuleto de buena suerte, y crearon obras ricas en matices y sensualidad.

Estos son los principales diseñadores que se sumaron a esta tendencia y llevaron a la práctica los principios del sabio John Ruskin y del diseñador William Morris (padres del Arts & Crafts, o Diseño Moderno) de hacer que hasta los objetos más cotidianos tuvieran valor estético.

Información de Vogue
Modernismo en el Mundo

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...