jueves, 24 de septiembre de 2009

La Exposición

La exposición se abre con un majestuoso retrato colonial del siglo XVII que evoca a los visitantes el Moctezuma de su imaginación, orgulloso y aguerrido, con su capa, su lanza y su escudo, antes de mostrarles los vestigios de época.

"Nos consideramos muy privilegiados por haber podido reunir muchas de las principales esculturas que pueden relacionarse con la figura de Moctezuma y reconocerse por su distintivo glifo personal, que incluye una diadema triangular de color turquesa", agregó el responsable de la sección Américas del prestigioso museo londinense.


La pieza central, situada bajo la cúpula central, es el "Teocalli de la guerra sagrada", un complejo templo piramidal de tamaño reducido esculpido directamente en la piedra que fue encargado por Moctezuma en 1507 para la ceremonia del "Nuevo Fuego", celebrada por los mexicas cada 52 años, cuando coincidían los calendarios solar y lunar.


Impactante es también la impresionante águila de piedra Cuauhxicalli, con un hueco en el dorso para colocar los corazones humanos que los mexica ofrecían al sol, hallada en las inmediaciones del Templo Mayor, por cuya maqueta fluye la sangre de los sacrificios.


Los colores blanco y turquesa -omnipresente color real- dominan la primera parte, que presenta el imperio mexica y la dinastía imperial, antes de concentrarse en tres aspectos del personaje de Moctezuma: sus poderes político -simbolizado por la construcción de un suntuoso palacio- y militar, y su estatuto de semidivinidad -que entre otras cosas le impedía tocar el suelo.
Pero la escenografía vira al gris -como esta parte de la historia del pueblo pre-colombino- con la llegada de los conquistadores sedientos de oro en sus "montañas flotantes" alla en 1519, aunque en un primer momento los mexicas les ofrecieron regalos, como el delicado pectoral incrustado de turquesa en forma de serpiente de dos cabezas que puede verse en Londres.

La colección está compuesta por diversos objetos descubiertos bajo las calles de la ciudad de México, construida sobre las ruinas de la antigua capital del imperio, Tenochtitlán, entre los que se incluyen adornos relacionados con Quetzalcóatl, el dios de la fertilidad y la abundancia, y Tepoztécatl, el dios del pulque, su bebida alcohólica sagrada.
Esculturas, cuadros, máscaras, joyas, mapas, armas y manuscritos son algunos de los objetos venidos de una veintena de instituciones extranjeras -la mitad de México-, que ayudan a entender el auge y el declive del poderoso emperador, cuarto y último protagonista de una serie de exposiciones que el British Museum dedicó en los últimos años a los grandes soberanos del mundo.

La muestra termina con una explicación de las excavaciones que se llevan a cabo actualmente en el Templo Mayor para mostrar al público "cuánto queda todavía por descubrir y por saber de esta civilización", explica Elisenda Vila Llonch, comisaria de la muestra.

Ver notas relacionadas
Video Museo Británico
Eventos Museo Británico
Museo Británico de Shoping

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...