domingo, 29 de noviembre de 2009

Mateo 25:35-40

“Porque tuve hambre, y no me dieron de comer; tuve sed, y no me dieron
de beber; fui forastero, y no me dieron alojamiento; necesité abrigo, y no me vistieron;
estuve enfermo, y no me atendieron; estuve encerrado, y fueron ustedes quien me encerraron".


No se si este faltando al respeto a tus santos ojos, por hacer tal comparación, pero la escritura que se encuentra en Mateo 25: 35-40 ha sido cambiada un poquito para crear conciencia sobre la importancia de ser piadosos y justos con los animales.


“Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te alimentamos, o sediento y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos como forastero y te dimos alojamiento, o necesitado de ropa y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y te visitamos?”

El Rey les responderá: “Les aseguro que todo lo que hicieron por uno de mis hermanos, aun por el más pequeño, lo hicieron por mí.”

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...