lunes, 30 de mayo de 2011

"Gotitas de Chocolate" contra Balacera

Desde junio de 2010, la Secretaría de Educación del estado ha ofrecido cursos de capacitación a un maestro por plantel como parte de un programa gubernamental Escuela Saludable, Sustentable y Segura en los que se manejan ténicas para reaccionar ante balaceras y otras contingencias que pudieran poner en peligro a los educandos.

En el kinder Alfonso Reyes, de la colonia El Milagro, al sur de Monterrey, la directora fue la encargada de transmitir dichas técnicas a su personal.

El pasado viernes, alrededor de las 14:00 hrs esta capacitación se vio reflejada en las acciones de la maestra Martha Ivette Rivera Alanis, que con ternura y aplomo, calmo a los pequeñines de su salón, mientras a solo 2 cuadras de allí se suscitaba una multiple ejecucción: cuatro taxistas -posibles halcones- fueron acribillados con fusiles de asalto AR-15 y AK-47 por sicarios de una banda rival.

Mientras afuera se escuchaban las ráfagas de fusiles de asalto, la maestra ordenó a sus 16 alumnos que se tiraran al piso y grabó un video con su celular, pensando que le sería util pues ella es la encargada de aplicar los protocolos de seguridad y sus superiores siempre piden evidencias "de lo que se lleva a cabo, evidencias de lo que se vive".

Quieres ver el video?
http://www.youtube.com/watch?v=Dfxvm4hR_aU
A petición de la maestra, quien lo difunda no deberá mostrar la carita de los niños.

Con una voz llena de ternura, la profesora Martha ofrece serenas palabras de cariño:
"No pasa nada, corazón, nada más pongan sus caritas en el piso, preciosos, aquí no va a pasar nada, nada más no levanten la cabeza..."
Los niños obedecen.
No se escucha ni un llanto, pero se ven asustados.
El estruendo de otra rafaga es más fuerte.
La profesora propone entonces un juego: "¿Vamos a cantar una canción?".

♪♪ Los chiquillos dicen que sí, y ella empieza a cantar con toda la serenidad del mundo:
"Si las gotas de lluvia fueran de chocolate me encantaría estar ahí... ¿Quién quiere chocolate?".
Los fusiles AK-47 pasan a segundo plano ante el "¡yo!" a coro que responden los niños...

"Mi única intención era que olvidaran un poquito ese ruido y se me ocurrió cantar la canción" para tranquilizar a los pequeños de tan solo 5 años de edad.
Agrego que en ese kínder continuamente hacen simulacros, "porque la zona en donde me encuentro es una zona fuerte, de riesgo".

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...