martes, 3 de abril de 2012

Tranquilos: Este no es el Fin... es el comienzo de un Nuevo y Bello Amanecer para la Humanidad

Los Mayas nos dicen que desde el centro de la galaxia, cada 25.625 años, surge un "rayo sincronizador", que justamente sincroniza al sol y a todos los planetas, con una poderosa emanación de energía.

En la rotación completa del sistema solar en la galaxia, ellos hacían una división de dicha elipse en cinco períodos de 5.125 años, los cuales eran: Mañana, Mediodía, Tarde, Atardecer y Noche (comparándolo metafóricamente con las etapas de un día terrestre). Según los Mayas, justamente en nuestro nuevo milenio, estaremos ingresando en la mañana galáctica, y es marcada por el rayo sincronizador desde el centro!

Todos podríamos saber que el día señalado, coincide con el solsticio de invierno en nuestro sistema solar, pero lo que pocos saben, es que ademas, el sol se superpondrá exactamente con el punto de intersección de la eclíptica de la Vía Láctea y el ecuador.



En este punto, el sol estará ubicado en la grieta de la Vía Láctea. O la vía Láctea se “sentará” sobre la Tierra. Será casi como abrir una puerta al Cielo para la Tierra.


Los Mayas nos dicen que desde el centro de la galaxia, cada 25.625 años, surgirá un "rayo sincronizador", que justamente hace eso, sincroniza al sol y a todos los planetas, con una poderosa emanación de energía.


Una cosa es clara: el último día no significará el arribo de ninguna calamidad; en vez de esto, implica una completa nueva conciencia cósmica y una transición espiritual hacia la nueva civilización


Un grupo de personas defiende la idea de un cambio de mentalidad hacia nosotros mismos y la tierra, conectaremos con una conciencia única y comprenderemos que todo el universo es uno y que cada ser vivo forma parte de esa única entidad.

Los Mayas NUNCA predijeron el exterminio mundial, mucho menos un Apocalipsis para el 2012: Los Mayas se referían al Fin de su Calendario!

En su calendario, los mayas no describieron una profecía, sino el término de un ciclo de 13 bactunes, equivalentes a cinco mil 125 años, y el inicio de otra etapa, aclaró María del Carmen Valverde Valdés, coordinadora del CEM.

Esta cultura tenía una noción circular del tiempo, lo que significa que la historia, en algún momento se repite, explicó la también historiadora y doctora en estudios mesoamericanos.


Para ellos, cuando se escriben los anales se hace una profecía, pues es una concepción cíclica donde los hechos se repiten; si se habla de sus vaticinios, en realidad se trata de lo que registraron de su propia historia, en una forma de escritura la del maya yucateco que es siempre críptica y simbólica, precisó.


Entonces, acabará un período y comenzará otro, sin que ningún glifo se refiera al fin del mundo o de la humanidad. No existe nada así en las inscripciones de esa cultura, precisó Tomás Pérez Suárez, también investigador del CEM.


El 22 de diciembre de 2012, en el ciclo calendárico maya, terminará un ciclo de cinco mil 125 años y comenzará uno nuevo, pero en ninguna inscripción se menciona que vaya a ser el fin del mundo, reiteró el arqueólogo.


Si se cierra una etapa de 13 bactunes, inicia otra igual, y es lo único que va a suceder, los mayas jamás hablaron del Apocalipsis, de destrucción, ni de cataclismo.


Al respecto, Valverde Valdés destacó que el calendario ritual maya (distinto del solar, y de 260 días) es una combinación de 20 signos con 13 números, de los cuales los sagrados son el nueve, relacionado con el inframundo, y el 13, asociado al supramundo, equivalente al cielo para la concepción occidental.


El calendario maya se ha estudiado y descifrado desde finales del siglo XIX, entonces, se comenzó a desarrollar una analogía de las fechas de los calendarios maya y occidental. "En esa correlación hay varias discrepancias entre investigadores, que van de días hasta años", indicó Valdés

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...