sábado, 24 de marzo de 2012

Donde puede ocurrir El Proximo Gran Terremoto?

Fue en la edición de Foreign Policy de EU. En su artículo, Andrew Swift, detalla las otras zonas geográficas en las que existe una gran actividad sísmica. Además de Japón, la revista estadounidense identificó cuatro zonas en peligro. ¿En cuál de ellas volverá a atacar la naturaleza?



1.- Estados Unidos, Región del Delta del Bajo Mississippi
Líneas de fallas: Nueva Madrid
Último gran terremoto: 1812
Motivos para preocuparse: Una serie de sismos a comienzos del siglo XIX a lo largo de la falla de Nueva Madrid -que incluye partes de Illinois, Missouri, Arkansas, Kentucky, Tennessee y Mississippi- provocó que el río Mississippi fluyera en dirección contraria, hizo sonar las campanas de las iglesias de Boston y afectó a un área más de tres veces mayor que el famoso terremoto de San Francisco de 1906.


Hace 200 años la población en riesgo era mínima. Hoy, las grandes ciudades de San Luis y Memphis se sitúan dentro de la zona de peligro de la que se podría considerar la falla más amenazante de los Estados Unidos. La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de EEUU advirtió en 2008 que si se produjera un importante terremoto podría provocar “las mayores pérdidas económicas debidas a un desastre natural en el país” en gran parte a causa de la relativa falta de preparación frente a este tipo de desastres naturales en comparación con California y el Pacífico Noroeste.


2.- Turquía
Línea de falla: Norte de Anatolia
Último gran terremoto: Duzce, en 1999
Motivos para preocuparse: El terremoto de 1999 en Izmit -situado junto al Mar de Mármara, y justo al sureste de Estambul- mató a casi 18 mil personas. El de Izmit fue el último de una serie de sismos que se han producido hacia el oeste de Turquía durante 70 años. Otro ocurrido sólo tres meses después en Duzce, causó la muerte de casi 900 personas. En las cuatro últimas décadas, Turquía ha sufrido más de seis terremotos con más de mil víctimas.


Los científicos afirman que es probable que el próximo temblor se produzca ligeramente al oeste de Izmit, ubicada al sur de Estambul, una ciudad de 12 millones de habitantes. Es probable que la acumulación de tensión sísmica dé como resultado una serie de sismos más pequeños, más que un único superterremoto -pero eso no ofrece mucho consuelo a los residentes de una de las ciudades más antiguas y de mayor importancia histórica del mundo.


3.- Australia
Línea de falla: entre la placa del Pacífico, la Filipina y la Euroasiática
Último gran terremoto: Newcastle, en 1989
Motivos para preocuparse: A diferencia del resto de los países de esta lista, Australia en realidad no está colocada a lo largo de una falla entre dos placas tectónicas, es decir que tiene una localización intraplaca, lo que difícilmente es un motivo de tranquilidad. La actividad sismica del país es el resultado de la presión de placas tectónicas que están lejos del continente, lo que significa que de manera literal cualquier parte de Australia está bajo una amenaza potencial y que los temblores en este país son extremadamente difíciles de predecir.


La mayoría de los terremotos de Australia, incluyendo los diez que se produjeron en 2008 de una magnitud superior a 4,0, se han desencadenado en el desolado centro del país, causando daños mínimos. Pero lo impredecible de las sacudidas sísmicas ha conducido a una falsa sensación de seguridad: los materiales de construcción en ciudades importantes como Sydney están viejos y corroídos y son vulnerables, como puso en evidencia un terremoto relativamente menor de magnitud 5,5 en 1989 en Newcastle que causó daños por más de 1.400 millones de dólares. Un temblor cerca de Sydney, que tiene una población 15 veces superior a Newcastle, resultaría mucho más mortífero.


4.- Nepal
Líneas de fallas: Cabalgamiento Frontal Himaláyico (HFT, en sus siglas en inglés), Cabalgamiento Marginal (MBT), Cabalgamiento Central (MCT)
Último gran terremoto: 1988, en la región fronteriza entre Nepal e India
Motivos para preocuparse: Justo al sur de la cordillera del Himalaya, y a sólo 241 kilómetros al suroeste del monte Everest, la capital nepalí de Katmandú se sitúa precisamente en la frontera entre la placa India y la Euroasiática. A pesar de que en los últimos años no se han producido importantes terremotos en el área, los geólogos advierten de que las numerosas fallas a lo largo del Himalaya ponen la capital nepalí en riesgo de un enorme episodio sísmico.


Lo que es peor, el grado de preparación para los terremotos de Nepal es pésimo, gracias a los malos métodos de construcción y una población urbana que crece rápidamente. La ausencia de actividad sísmica reciente es de hecho otro motivo de preocupación -habitualmente cuanto más tiempo pasa entre los seísmos más probables resulta que el siguiente sea especialmente potente. Al igual que Haití, Nepal se ha visto sacudido por recientes episodios de convulsión política. En 2006 terminó una guerra civil que ha durado 10 años, y desde entonces la estabilidad política y el desarrollo económico han sido mínimos, obstaculizando la capacidad de las autoridades para prepararse para un desastre natural.

5.- México
A 23 años de que un sismo de 8.1 grados en la escala de Ricther devastara gran parte de la Ciudad de México ocasionando la muerte de más de cinco mil personas -cifras oficiales-, los investigadores exponen que es elevada la probabilidad de que en cualquier momento se repita ese suceso debido a que el país se encuentra en una de las 17 placas tectónicas más activas del planeta.


El doctor en geofísica e investigador de tiempo completo del Instituto de Geofísica de la UNAM, Carlos Valdés González, apuntó que el nivel de sismicidad en México no ha variado en miles de años y continuará igual porque geográficamente estamos situados en una parte del Cinturón de Fuego que es una cadena de volcanes que corre de México a Sudamérica pasando por Japón y Nueva Zelanda.

Explicó que en el país se registran entre 900 y mil 100 movimientos telúricos cada año, la mayoría de ellos imperceptibles por su baja intensidad y sólo hay alarma cuando superan la escala de cuatro grados Ritcher -4 o 6 veces al año- en que hay movimiento de estructuras y edificaciones asentadas en lugares próximos al epicentro o en suelo fangoso o arcilloso como es el caso de las zonas centro y oriente de la Ciudad de México.


El investigador titular del Instituto de Geofísica de la UNAM, Takeshi Mikumo, señaló que la ocurrencia de un sismo superior a los 7.0 en la escala Richter se presenta cada seis u ocho años, pero su nivel de devastación no tiene que ver directamente con su fuerza o liberación de energía sino con su duración.
"En el caso del sismo del 19 de septiembre de 1985, su onda expansiva se conjugó con un tiempo de duración de 120 segundos lo que hizo ceder miles de estructuras".


Takeshi Mikumo explicó que previo al sismo de 1985 que hizo colapsar 757 edificios y derrumbó total o parcialmente siete mil viviendas, se presentaron eventos de similar intensidad pero de menor duración como fue el de 7.6 grados en 1979 con epicentro en las costas de Guerrero que no provocó daños mayores.


Posterior a 1985 se han registrado muchos movimientos telúricos de importante intensidad como el de Chiapas en 1993 y los de Jalisco y Colima en 1995 que rebasaron los 7 grados Richter, pero cuya duración menor a un minuto evitó consecuencias catastróficas.


Ambos investigadores precisaron que los temblores y su intensidad son impredecibles y no hay bases firmes para asegurar que uno similar al de 1985 puede ocurrir mañana o dentro de cinco, diez o 20 años. "Lo que está científicamente comprobado es que eventos telúricos mayores de siete grados se dan cíclicamente y no siempre con la misma duración y ante ello sólo queda estar preparados con medidas de protección civil que atemperen posibles daños".


Lo que es indudable es que de registrarse un nuevo sismo de magnitud y duración similar al de 1985, tendrá como epicentro las costas de Michoacán, Colima, Jalisco, Guerrero o Oaxaca que están en la franja de las placas tectónicas donde se localiza parte del denominado Cinturón de Fuego, una de las zonas más activas del planeta

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...