martes, 8 de mayo de 2012

La extravagante teoría de Isaac Newton


Corría el año 1704 cuando el físico Isaac Newton hizo una apuesta de futuro: nada menos que augurar la fecha del fin del mundo. El astrónomo inglés, adicto a la astronomía y la alquimia, hizo un cálculo basado en un fragmento de la Biblia, y el resultado fue tan evidente que Newton lo dejó escrito en una misiva: el fin del mundo será en 2060.

Parece inconcebible que el hombre calificado como el científico más grande de todos los tiempos, y su obra como la culminación de la Revolución científica, fuera también uno de los más grandes entusiastas de la astrología, pero así lo demuestran algunos de los manuscritos del físico inglés.

Según Newton, debían pasar 1.260 años entre la refundación del Santo Imperio Romano por Carlomagno, en el año 800, y el fin de los tiempos. Una fecha que se cumplirá en 2060.

El manuscrito, junto a otra serie de documentos escritos por el científico británico, forma parte de una exposición en la Universidad Hebraica de Jerusalén. La carta en cuestión se muestra al público por primera vez desde 1969 en el marco de una exposición titulada “Los secretos de Newton”.

En 1983, los manuscritos comenzaron a ser estudiados, para lo cual se fundó en Inglaterra el Proyecto Newton, una comisión encargada de analizar y descifrar el legado textual del físico. Se trata de unos textos que ponen en evidencia un aspecto de la vida del gran físico hasta ahora desconocido: su pasión por la Biblia, un libro al que dedicó 55 años de estudios, puesto que suponía que en ella podría encontrar las leyes divinas del Universo.

La Biblioteca Nacional de la Universidad Hebraica heredó de un coleccionista numerosos manuscritos del sabio (1642-1727), más conocido por sus descubrimientos racionales sobre la gravedad terrestre.

El fin del mundo es una incógnita fascinante, más desde el sentido psicológico que desde un hecho hipotético. Es una fascinación en la que cualquier elemento amenazante tendría que ver con ese mito que nunca se cumple y que parece más una esclusa de escape que la humanidad necesita para aliviar sus temores e instintos más violentos.

Sea como fuere, el mundo sigue girando y lo único real es que todos tenemos que morir algún día

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...