miércoles, 9 de mayo de 2012

Veredicto Final: La Ciencia no tiene todas las Respuestas

Enzo Boschi, Presidente del Instituto de Geología y Vulcanología, entrevistado en 2009 por el programa Voyager, dijo que “El punto debil, debilísimo, de la teoría de Bendandi, es que no respeta el principio de conservación de energía. La Luna y los planetas influencian a la Tierra, pero la energía es pequeñísima respecto de la enorme cantidad de energía que se necesita para que se produzcan los terremotos”.


Sin embargo, el sismólogo Rodolfo Console declaró en su momento que "Las causa externas pueden existir y pueden ser causas concomitantes. El efecto gravitacional, sobre todo aquel de la Luna, es visible en las mareas. Se ve cómo moviliza los océanos. Existen variaciones en las capas terrestres, y estas variaciones se relacionan con la Luna y el Sol. Existe una realidad de interacción entre los astros y la Tierra".

El Ex Diputado Stefano Serbadei comentó, luego del terremoto de 1963, que Bendandi lo había anunciado a la comunidad científica, y que esta no hizo caso. “[Las autoridades] se sintieron dañadas con la actividad de este hombre autodidacta y pidieron al gobierno que le prohibiera anunciar los terremotos”.

Sbk?

Andrea Tertulliani, del Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología, publicó un video con su estudio de la actividad sísmica en Roma, y explicó en él que la ciudad no es una zona particularmente sísmica. El área apenínica es la que más origina daños a la ciudad según los registros históricos, como son los testimonios de 1703 y 1911.
En un mapa se registran exactamente las zonas de más peligro, y estas son en el interior del valle del Tévere, que incluye el Vaticano como uno de los lugares más vulnerables de aquella zona

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...