sábado, 12 de enero de 2013

Toma en Cuenta!

Hablando de mi propia experiencia, te diré que Dios me ha contestado muchas veces.
Algunas casi de manera inmediata; otras no tan rápido. Y, si, algunas oraciones fueron contestadas con un NO!
Otras ocasiones, mi ruego no paso del techo, por qué?
La razón, quizá, fue la manera en que las hice!


A veces pensamos que orar es como una aspirina gigantesca: "Tome a Dios tres veces al día y no sentirá dolor alguno"... y no, no es así...
Una oración efectiva tampoco es un amuleto especial para ganar favores especiales.

Sin embargo las oraciones pueden ser efectivas. La clave está en aprender a orar correctamente.




Al orar, estamos hablando con Dios
Jesús nos enseño una oración, que ahora llamamos el Padre Nuestro, pero ideal es hacer una oración más personal e intima, en privado y a solas; sin importar el lugarusando palabras de respeto y confianza, tal y como le hablaría un hijo a su Padre o un amigo a otro.

Pídele a Dios las Cosas que Necesitas
Parafraseando a Sherry Shriner, Dios sabe lo que necesitamos para subsistir, alimentarnos y vestirnos, pero si no tuvieras un cuerpo y mente para desarrollarte, si no tuvieras salud, o te faltara trabajo, las cosas materiales de poco te servirían, o si?
Pide fortaleza, osadía, discernimiento para ver las cosas como El las ve; escuchar las cosas como El las escucha; y sentir las cosas como El las siente.

Pidele saber la verdad en todas las cosas y para que te guarde del mal. Pidele que te hable, que te revele las cosas, que camine conmigo.
Tus oraciones le revelan tu corazón a El. Eres de este mundo o eres de El?




Ora y pide responsablemente
Dios no hará por nosotros lo que nosotros debemos hacer por sí mismos. Muchas veces, por ejemplo, cuando yo era un estudiante, pedía furiosamente que me ayudara a la hora de mis exámenes -especialmente cuando no había estudiado-...
Ninguna calificación que tuve fue producto de las oraciones que hacía en lugar de estudiar,  ni tampoco me "regalo" la calificación del mas dedicado de mis compañeros.

Muy tarde me di cuenta que era un error pedir por las respuestas.
Mejor pedí tener la "paciencia" de poner atención en clases y cuando no le entendía al maestro, pues le preguntaba... cuando llegaba el examen, las respuestas venían a mi mente.


Confía, No tengas miedo de sacar la verdad de tu corazón.
Cuando Cristo mismo oro en el Jardín de Getzemani, Él admitió su debilidad e incapacidad para llevar a cabo la gran tarea. Muchas veces no decimos la verdad a Dios en la oración. Abrimos nuestra boca, pero nunca nos volcamos a Él. Enfocamos nuestras oraciones en los síntomas y no en la causa. Cuando se tiene un problema, un vicio que nos agobia, un conflicto, o alguna enfermedad.

Como consejera la Dr. Cecil Osborne explica, cuando nosotros escondemos inconscientemente un pecado o culpa, constantemente confesamos vigorosamente uno menos importante. Esto es porque tenemos miedo de enfrentar el problema real bajo la superficie. 

En cada situación problemática en la que me encuentro, debo pedirle a Dios que me muestre la causa real de mis dificultades y que me enfrente con la verdad para poder ver como me contribuyendo a este problema y que me dé valor para hacer lo que sea necesario para resolverlo.




Se Sincero
Si yo hago oración para que Dios bendiga a mi vecino, pero en mi corazón yo lo odio, ¿Cuál oración es la que Dios escuchará?
Obviamente, lo que mi corazón está diciendo!
La única forma en la que Dios bendecirá a mi vecino, en respuesta a mi oración, es que yo admita que lo odio o que me "cae muy mal" y luego pediré a Dios que me ayude a tolerarlo, a respetarlo y a amarlo.

Envidias a alguien?
"Aprende a regocijarte viendo las bendiciones de los demás y date cuenta de que el mismo Dios que les bendijo a ellos, te puede bendecir a ti también"


La repetición sin sentido no significa nada para Dios.
La oración que él escucha y conteste es la que viene del corazón.
Como la Biblia lo dice, "Cercano está Dios a todos los que le invocan, a todos los que le invocan de verdad."


En blogscristianos leí: "Si se nos hubiese mostrado desde pequeños que la oración es un diálogo con nuestro buen Dios y Padre Celestial, esta no sería simplemente una práctica litúrgica sino más bien sería la vida misma"
Tienen toda la razón.

Desde lo sucedido en Newtown, no dejo de pensar por qué Adam Lanza actuó así? Qué le hicieron para querer devolver tan grande mal?
Qué hubiera pasado si el dolor y el sufrimiento que sentía en su corazón se lo hubiera brindado a Dios pidiendo que entrara el perdón a su corazón?

Cree que Recibirás
La española Salva, nos dice en su blog: "Cualquier oración, cualquier pensamiento, cualquier afirmación, cualquier sentimiento, es creador" y afirma con conocimiento de causa: "La oración es el incienso del corazón, cuya fragancia llena el cielo"

Y tiene toda razón: Tener fe es esencial para una oración efectiva. Jesús mismo dijo, "Y todo lo que pidas en oración, creyendo, lo recibirás" y "conforme a tu fe te será hecho"


No dudes: Rehusa a dudar.
Como dijo F. F. Bosworth: “Cree en tus creencias y duda de tus dudas”.
La mayoría de los creyentes hacemos las cosas al revés, creemos en nuestras dudas y dudamos de nuestras creencias.



Ora persistentemente.
Habrá alguna ocasión en que nos parecerá que la respuesta no llega.

Podríamos decir que este principio implica orar, luego continuar orando sin dejar de buscar hasta recibir.
Algo temerario, pero si estas seguro que tu oración es legitima, entonces es el momento de ser tan persistentes como Jacobo, quien en una ocasión le dijo a Dios, "no te dejaré, si no me bendices."
Jesús mismo nos dijo, "Pide y se te dará; busca y hallarás, llama y se te abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá."





Encuentra en las Escrituras las bendiciones que deseas alcanzar.
Todos sabemos que Dios "...es el mismo ayer, hoy y por los siglos" y si Él dio una gran promesa o una bendición a alguien en el pasado, esta promesa SIGUE VIGENTE hoy y mañana!

Supongamos que este pasando por un momento difícil y sienta que ni el sol me calienta.. entonces busco algunas escrituras que hablen de la felicidad... de ellas elijo una que me llame la atención... siguiendo este supuesto, elijo Hechos 20:35 que dice: "Hay más felicidad en dar que en recibir"
El siguiente paso cúal es? Dar, obviamente!

Si quiero vivir muchos años... y vivirlos bien? Entonces analizo la escritura que dice "Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra." (Efesios 6:2-3)
Y sigo su precepto!

Si odio a mi vecino -sigues comezón?-, si estoy obesa?, si no tengo amor? si no tengo dinero? Todo está en las escrituras! No más checa!


Cuando así lo consideres, tu petición puede ir acompañada del ayuno.
La Oración y el ayuno son inseparables
Y más aun, considera la siguiente frase, parte de los sermones de San Pedro Crisólogo, obispo católico: " La oración llama, el ayuno intercede, la misericordia recibe"

Por mencionar solo uno de los grandes propó
sito de ayunar, tenemos que es pra incrementar el poder de nuestro espíritu en la oración.
Cuando nuestra oración esta acompañada del ayuno adquiere una intensidad de poder que no tiene por si sola. La oración y el ayuno tocan a Dios en una manera muy especial


Se sumiso a Dios
Cuando creemos verdaderamente que Dios gobierna y que Él  tiene todo el poder y toda la gloria, además de reconocer que Él está a cargo, también tendremos la certeza que su amor es perfecto y que desea que seamos felices.


Quizá de vez en cuando, por decir lo menos, querremos cosas que no nos traerán felicidad... en esas ocasiones la respuesta puede ser "NO" o "Todavía no!"

El secreto para tener una vida feliz es reconocer que las cosas a la manera del Señor me hará más feliz que hacer las cosas a mi manera.

Agradece a Dios por toda Respuesta!

El Poder de las oraciones sin respuesta
La Oración es un acto de fe
Jesús y la Oración
Rezar, cuando no hay tiempo para nada
Enseñame cómo Orar

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...