martes, 12 de marzo de 2013

Otros Candidatos rumbo al Papado

El cardenal brasileño Odilo Pedro Scherer
Scherer nació el 21 de septiembre de 1949 en una familia de origen alemán de Cerro Largo, un pueblo de 13.000 habitantes en el estado de Rio Grande do Sul (sur de Brasil), en el corazón de las antiguas misiones jesuíticas guaraníes.


Afecto al diálogo, articulador de consenso, buen administrador: así describen sus amigos al brasileño Odilo Scherer, un conservador moderado de 63 años, de origen alemán, que dirige la mayor arquidiócesis del país con más católicos del mundo y con buenas posibilidades de suceder a Benedicto XVI, el Papa que renunció.

"Diría que Scherer es la mejor apuesta", sostuvo el estadounidense John Allen Jr, un respetado experto en cuestiones vaticanas, autor de varios libros sobre la Iglesia católica. "Tiene una buena reputación y es admirado" en Roma, dijo Allen recientemente al diario O Globo.

El padre Jose Antonio Trasferetti, profesor de teología moral en la Universidad Católica de Campinas, en el estado de Sao Paulo, lo conoce bien, porque fueron colegas en Roma, donde hicieron juntos sus estudios doctorales de teología. Scherer "tiene todas las cualidades para ser un buen Papa"

"Tiene la cabeza abierta, es un buen comunicador y un buen administrador. Es la persona correcta para abrir un diálogo entre las diversas fracciones de la Iglesia", afirmó Trasferetti.

Scherer, añadió, conoce bien los problemas de Sao Paulo, una enorme ciudad cosmopolita de 11 millones de habitantes, donde supervisa parroquias con altos niveles de pobreza, violencia, desempleo juvenil y falta de servicios básicos.

Un Posmoderista

En el sitio web de su arquidiócesis y en diarios, expone regularmente sus opiniones sobre grandes temas. También es muy activo en Twitter y su cuenta @DomOdiloScherer tiene unos 20.000 seguidores.

En el pasado, Scherer ha criticado la Teología de la Liberación por utilizar "el marxismo como herramienta de análisis", aunque ha apoyado la lucha contra la injusticia social y la pobreza que identificó esa corriente nacida en América Latina y marginada por Joseph Ratzinger (el actual BXVI).

Y en los últimos años, el tradicionalista Scherer se vio confrontado al auge de las iglesias evangélicas en Brasil, en detrimento del catolicismo.

Los cristianos evangélicos, un 15% de la población en 2000 (26,2 millones de fieles), representaban un 22% en 2010 (42,3 millones), en tanto que la proporción de católicos caía del 73,6% al 63%.
Pero Scherer se niega a imitar las técnicas de comunicación de los evangélicos para la difusión de su mensaje.
"Los curas no son celebridades del espectáculo", dijo en 2007. "La misa no debe transformarse en un show".

A comienzos de febrero, el cardenal Scherer afirmó que la Iglesia católica se ha enfrentado a desafíos en su milenaria historia, pero que ahora necesita hacer frente al reto de la "posmodernidad". El arzobispo definía ese concepto como "una cultura sin valores de referencia sólidos", con una subjetividad "que lleva al relativismo total".

También estimó que la nacionalidad y la edad no deben ser factores esenciales en la elección de un nuevo Papa.


Cardenal estadounidense, Sean O'Malley
Potencial sucesor de BXVI con mucha fama en internet, cumplió la importante tarea hace diez años de limpiar la casa en la diócesis de Boston, golpeada por un escándalo de curas pedófilos.
Conocido por su simplicidad, acorde a la predicada por su orden -del cura Pierre de Francia-, este erudito de habla hispana, con lentes y barba blanca, de 68 años, retomó en 2003 la diócesis donde estalló el primer escándalo con alcance internacional sobre abusos sexuales en la Iglesia católica.


Tolerancia Cero a la Pederastía
Recientemente ha sido enviado a una misión a Irlanda, donde continuará con su política Incluso ha dicho que este asunto es uno de los primeros que debería atacar el próximo Papa, 
"Si no hay un política en marcha, se improvisa. Y cuando improvisamos, cometemos errores", y añadió: " Los obispos culpables de cubrir los abusos deben ser penalizados, estima. "Ahora no está muy claro pero el próximo Papa deberá tomar decisiones al respecto"A pesar de eso, una asociación estadounidense de víctimas, Snap, lo acaba de incluir en una polémica lista de cardenales a no elegir, bautizada "los doce cabrones", por haber reaccionado muy tarde.

Siempre atento a los jovenes, "El cardenal Sean", como se hace llamar en su blog (www.cardinalseansblog.org) fue el primer cardenal en abrir uno. Tiene más de 13.000 seguidores en su cuenta de Twitter y creó el canal de televisión Boston Catholic TV, que difunde programas religiosos.

Viste boina vasca en invierno y es muy frecuente verlo en sandalias
Habla perfectamente español, en un momento en que la comunidad católica sudamericana reúne 40% de los fieles del mundo. Además, este cardenal considera que el próximo Papa debe "comunicarse con el resto del mundo".

Si bien los estadounidenses raramente son favoritos para ocupar el puesto del Papa, la prensa especializada de EU hace referencia a él como un posible sucesor de BXVI
El punto negativo que registra es que su italiano, en cambio, es "básico", según el National Catholic Reporter.
Doctor en literatura española y portuguesa, especialista en místicos españoles, fundó en Washington el Centro Católico hispánico, una asociación que ayuda a los inmigrantes.



Cardenal Timothy Michael Dolan
Uno de los carenales más importantes, a pesar de que fue nombrado hace tan sólo un año como cardenal.

Es arzobispo de NY desde el año 2009
Destaca por su personalidad carismática y abierta, pero sobre todo por su sentido del humor. Cuando fue nombrado cardenal, dijo a los periodistas que no quería que el orgullo se le subiera a la cabeza, porque se le pondría tan grande como su barriga. De hecho, se presentó en el North American College, del que fue rector durante varios años, con una chaqueta y una gorra de béisbol, al más puro estilo americano.

El cardenal Dolan asegura que desde que era niño sabía que quería ser sacerdote. Se ordenó con 26 años y actualmente es uno de los candidatos fuertes de América del Norte, aunque quizás demasiado joven (tiene 63 años) o demasiado novato en la púrpura como para ser elegido Papa, a pesar de la excelente reputación que goza entre los obispos y cardenales americanos, ya que es el presidente de la Conferencia Episcopal de EU.

Abiertamente opuesto al programa de salud pública de Obama, 
poco después de haber sido ordenado cardenal la revista Time lo incluyó entre las 100 personas más influyentes del mundo. Una lista en la que no figuraba BXVI


El cardenal filipino Luis Antonio Tagle.
Con 55 años, es el más joven de los cardenales que suenan para suceder a BXVI, es considerado un progresista por su prédica por una Iglesia "humilde", en un país de gran fervor religioso y mucha pobreza.
Tiene treinta años menos que BXVI, el Papa que renunció a los 85 años por "falta de fuerzas". Esa juventud podría ser una cualidad fundamental para convertirse en el nuevo jefe de la Iglesia católica, que tiene entre sus objetivos conquistar a nuevos fieles y adaptarse a los cambios de la sociedad.

Luis Antonio 'Chito' Tagle, un hombre afable que se considera ante todo un pastor, tiene a su favor su gran cultura doctrinal y su mente abierta, dos bazas que podrían ayudarle a alcanzar el delicado equilibrio entre ortodoxia y pragmatismo.
Pero su juventud también podría ser el punto débil de Tagle, que no fue nombrado arzobispo de Manila y primado de Filipinas hasta 2011.

Especialista del Concilio Vaticano II y teólogo brillante formado en Filipinas y EU
De origen modesto, pasó por varias escuelas católicas de la capital antes de estudiar filosofía y teología.
"Siempre fue el primero de la clase", recuerda el sacerdote Romeo Ner, de 72 años, uno de sus mentores, que destaca su inteligencia, su disciplina y su vocación religiosa, que mostró desde niño. "Me sorprendió mucho porque sabía rezar el rosario y los misterios con sólo tres años", contó el religioso

Convertido en joven sacerdote, Tagle fue muy activo en la defensa de las parroquias más pobres y en esa época se aficionó a las patas de pollo, una comida muy popular en los barrios más míseros de Filipinas.

"Cuando le proclamaron cardenal, le pregunté si era consciente de haberse convertido en el máximo representante de la Iglesia" de un país de 80 millones de católicos, recuerda Ner, vicario general de la ciudad natal de Tagle. "Y simplemente respondió: 'Sí', pero no tuve la impresión de que estuviera especialmente impresionado. Es alguien muy humilde que huye de las atenciones", explica su mentor.

Una idea que reafirmó el propio Tagle, coautor del mensaje final del sínodo sobre la evangelización, celebrado en Roma en octubre de 2012, que afirmaba que "la Iglesia tiene que aprender su humildad de Jesucristo". "No basta con decir cosas ciertas porque no se escucha a aquel que comunica como si fuese una institución triunfalista y pretenciosa", sentencia el cardenal.

En Filipinas es conocido por su simplicidad y su empatía con los más pobres. Casi nunca utiliza su coche oficial, habla con los feligreses después de la misa e invita con frecuencia a su mesa a los mendigos.



El cardenal Peter Turkson.
De origen ghanés, es uno de los dos africanos más mentados como el posible sucesor del papa BXVI. Considerado como un artífice de la paz en su país, pero su aura de hombre de diálogo se ha visto empañada por sus recientes críticas a los musulmanes.

De pelo cano, a sus 64 años habla alemán, inglés, francés, italiano, hebreo y fante, una de las lenguas de Ghana, es arzobispo de la ciudad de Cape Coast desde hace 17 años, donde ha convencido a muchos jóvenes para que estudien latín con su divisa predilecta: "Vivere Christus est" ('Mi vivir es Cristo").

Sus admiradores aseguran que Turkson, presidente del Pontificio Consejo para la Justicia y la Paz, es un progresista y recuerdan su papel de mediador en las elecciones presidenciales ghanesas de 2008.

Pero su decisión de presentar, en un sínodo celebrado en octubre en el Vaticano, un vídeo que asegura que los musulmanes dominarán Europa, podría comprometer sus oportunidades de convertirse en el próximo jefe de la Iglesia Católica, del que muchos esperan una posición moderada en la compleja cuestión del diálogo entre religiones.

El vídeo que Turkson mostró a los obispos, titulado 'Muslim demographics' ('Demografía de los musulmanes'), lleva cuatro años circulando por internet y explica mediante gráficos y cifras que la alta tasa de natalidad de los musulmanes llevará al dominio del islam en Europa. Tras la polémica, el cardenal ghanés pidió disculpas y aseguró que no quería criticar el islam, sino denunciar "la baja natalidad [en Occidente] y algunas políticas de planificación familiar".

A pesar de la controversia, Joseph Ernest Arthur, el administrador de la Catedral de San Francisco de Sales de Cape Coast, en la que Turkson fue primero sacerdote y luego arzobispo, asegura que siempre fue un hombre abierto con la comunidad musulmana, que en Ghana cuenta con casi 4 millones de fieles. Como la vez que envió a un sacerdote para estudiar el islam. "Eso demuestra hasta qué punto está interesado en la religión musulmana", explica Arthur.

De padre carpintero
El cardenal Turkson, el cuarto de una familia de diez hermanos, nació en un pueblo de Wassaw Nsuta, en el este de Ghana, donde su padre era carpintero y su madre vendía verduras, contó en una entrevista reciente con una televisión francesa.

A los 13 años, vio un anuncio en una iglesia donde buscaban un sacerdote y así nació su vocación. Su padre reunió a toda la familia y pidió al chico que eligiera entre la escuela secundaria y el seminario. "Cada vez que cuento esta historia me dicen que era demasiado joven para escoger", explicó el cardenal en la entrevista a la televisión. "Pero, para mí, la respuesta es muy sencilla: si hubiera esperado a vivir más experiencias para decidir si me comprometía con el celibato ¡nunca habría tomado una decisión como esta!", admite.

El arzobispo de Accra, la capital de Ghana, Charles Palmer-Buckle, compañero de Turkson en el seminario, lo recuerda como un "líder natural" y una persona "muy accesible", que pasaba muchas horas estudiando las escrituras y tocando la guitarra.

Tras pasar por seminarios en Ghana y EU, Turkson estudió en Roma y, en 1992, fue nombrado arzobispo de Cape Coast hasta 2009, cuando se convirtió en cardenal.

Según el arzobispo Palmer-Buckle, el cardenal Turkson siempre ha sido considerado como el líder de la Iglesia en Ghana y durante su periodo como arzobispo logró mejorar el diálogo entre el gobierno y los tres millones de católicos, una minoría en un país de 24 millones de habitantes.

Se tiene imagen de progresista, es muy probable que, de convertirse en Papa, siga la línea actual de la iglesia en temas como el rechazo del preservativo. Aunque en esta cuestión, el cardenal ghanés ya ha dicho ser favorable a su uso en el caso de matrimonios en los que uno de los miembros es portador del virus del sida

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...