domingo, 17 de marzo de 2013

Historia: Comencemos con San Ignacio de Loyola, su Fundador!


La orden, de profundas raíces vascas, nació en 1539 fundada por San Ignacio de Loyola con el objetivo de crear una compañía de hombres para que el Papa pudiera enviarlos donde fuera necesario.

Los religiosos que la conformaron fueron, San Francisco de Javier, el Beato Pedro Fabro, Diego Laínez, Alfonso Salmerón, Nicolás de Bobadilla, Simão Rodrigues, Juan Coduri, Pascasio Broët y Claudio Jayo en la ciudad de Roma.



Ignacio de Loyola nació, probablemente en 1491, en el seno de una familia noble de origen vasco de Azpeitia (Guipuzcoa)

En el bautismo le fue impuesto el nombre de Iñigo, y sólo muchos años después, en París, decidió cambiarlo por Ignacio, tal vez por devoción a San Ignacio de Antioquía. En un principio su padre lo había encaminado, sin éxito, en la carrera eclesiástica, pero poco antes de morir lo destinó a la carrera militar bajo las ordenes de Juan Velazquez y del rey Fernando.
Fue un caballero apasionado y emprendedor, que gustaba de las mujeres, las batallas y los honores.
Ya viejo, mirando hacia su juventud, Ignacio dijo de sí mismo: "Fui un hombre dedicado a la vanidad del mundo, para quien el mayor placer eran las artes marciales, con el vano deseo de adquirir celebridad".

Afortunadamente para el mundo, se encontro con la fe cuando tenía 31 años de edad
Luego de ser herido de gravedad en una pierna durante una batalla en Pamplona.
Estando en convalecencia leyo un ejemplar de Vita Christi (de Ludolfo de Sajonia) y un libro sobre la vida de los santos de edición vulgar (la Leyenda áurea, de Jacobo de Varagine) (Autobiografía)

En un comienzo, Ignacio interpretó tales lecturas en absoluta clave caballeresca (las vidas de San Domingo y San Francisco le inspiraban “siempre grandes y arduas empresas”), hasta que, poco a poco, “llegó a conocer la diversidad de los espíritus que se agitaban en él, uno del demonio y el otro de Dios”.

La suya fue una lenta conversión espiritual que lo llevó –apenas curado- a la elección de consagrar su vida a Dios.

Su calidad y experiencia en la milicia, otorgo a la orden disciplina y autocontrol
No es extraño entonces reconocer una clara estructura de tipo militar por mostrar una obediencia absoluta, persiguiendo una misión clara (a mayor gloria de Dios) y una total despreocupación por los éxitos mundanos (deseos vano)


En un principio, los fundadores querían imitar a los santos por lo que decidieron ir a Tierra Santa e imitar a Jesús de manera literal, es decir, haciendo y viviendo como Él.
Y de paso convertir musulmanes, Pero no le dan permiso de quedarse y regresa a Europa.

Fue éste el inicio de su propio y verdadero camino espiritual; una vida llevada bajo el emblema de la ascesis más severa, con la intención de alejarse de toda pasión terrenal y con la continua sensación de no estar a la altura del tipo de vida emprendido. Fue en Manresa donde comenzó a ayudar a los enfermos y donde tuvo sus primeras visiones místicas y comenzó a tomar notas de lo que habría de convertirse en los Ejercicios espirituales, “más que un libro, un método” de “mística activa”, un sistema de oración y acciones para entrar en unión con Dios, basado en el examen de conciencia (que había que repetir dos veces al día), la oración, y la confesión y la comunión por lo menos una vez cada ocho días


Loyola decide estudiar para ayudar a las almas, al apostolado, según las formas y los métodos que habrían de definirse en los años siguientes. Retornó entonces a España, a Alcalá para iniciar su preparación y seguir los cursos universitarios
Sin perder nunca su voto de pobreza, pide limosna para financiar sus estudios.
Después se va a Alcalá a estudiar filosofía y teología.
Allí es donde elabora su primera propuesta de ejercicios espirituales.

Un libro guía que fomenta y difunde esta espiritualidad tiene su eje central en dicho documento, que son un proceso de experiencia de Dios para buscar, descubrir y seguir la voluntad de Dios.

Sería hasta 1540, cuando es aprobada a cabalidad por la Santa Sede por medio de la bula del Papa Paulo III "Regimini Militantes Ecclesiae".
El grupo, que durante ese período aún carecía de nombre, recibió en 1540, del papa Paulo III, la aprobación oficial como orden religiosa, con la denominación de la Compañía de Jesús. La hagiografía jesuita subrayó siempre la importancia de la “visión de la Storta” (1538) como momento clave para la toma de conciencia de Ignacio, que, a punto de entrar en Roma, habría visto al Señor que lo invitaba a servirlo; de aquí deriva asimismo la elección del nombre de Compañía de Jesús



Sbk?
En América Latina y Norteamérica, los jesuitas fueron apodados por los amerindios
como "Sotanas negras", debido a sus distintivas prendas

La Compañía creció, de hecho, a un ritmo vertiginoso, y de los diez cofrades que se contaban en el momento de la fundación pasó a alrededor de un millar en el año de la muerte de Ignacio (1556). Un éxito estrepitoso, refrendado también por la solemne confirmación de la orden en 1550 con la bula Exposcit debitum de Julio III


Con el descubrimiento de América, las potencialidades misionales de la nueva Compañía fueron evidentes, así como el favor alcanzado del Vaticano
Desde los primeros años de la orden tomaron un primer plano.
El descubrimiento del Nuevo Mundo aunado a los nuevos descubrimientos geográficos, y el éxito de la Reforma protestante en Europa constituyeron el primer horizonte dentro del cual tuvo que actuar la Compañía de Jesús.



Desde la época ignaciana, los jesuitas se comprometieron también a la recatolización de los territorios que fueron abandonados a su propia suerte
Pero ya sea porque eran poco accesibles desde el punto de vista geográfico o por que se hallaban alejados de los centros de la vida civil, pero dadas las dotes casi militares -o mártires- de los jesuitas, estos obtuvieron grandes éxitos donde otros hubieran fracasado.

Especialmente importante fue la labor emprendida por el también vasco, San Francisco Javier en su tarea misionera de conversión en India, China y Japón, hacia donde partió en 1549 cuando aún no había llegado ningún europeo.

Matteo Ricci, de origen italiano, paso 30 años en la corte de China, con lo que ayudo a introducir el cristianismo en aquel pais

Gracias a hombres como ellos, se abandonó la extemporaniedad de las misiones, a menudo apresuradas y caracterizadas por un profetismo milenarista hasta aquel momento, para construir bases más estables y sólidas que permitieran atender con una cierta constancia las comunidades por evangelizar

Uno de los puntos principales de su carisma fue "ir a las fronteras", por eso muchos de los trabajos que desarrollan se dan en lugares en "misiónes"
La misión asumió una función de control sobre la vida de la comunidad.
Por otra parte, ‘el compromiso de ‘conservación social’ más allá de cualquier programa de ‘conquista religiosa’ del cual se hicieron intérpretes los jesuitas no fue una exclusividad de su orden, aun cuando ellos supieron aplicar ‘una más cuidadosa ‘política’ y [una] más sutil capacidad de adaptación’


Otra virtud de la orden es la educación: Pasión por la enseñanza!
Cerca de 3.730 escuelas operadas por jesuitas en el mundo instruyen a 2,3 millones de estudiantes.
Según sus normas, trabajan por la evangelización del mundo, en defensa de la fe y la promoción de la justicia, en permanente diálogo cultural e interreligioso y el motor de la compañía es profundizar en los estudios humanísticos y científicos para entregarlos en las escuelas y colegios que se fueron abriendo en Europa.

Los jesuitas fundarón 231 universidades e innumerables colegios repartidos por todo el mundo y conocidos por la excelente calidad de la educación que se imparte en ellos.

Casi desde un inicio, San Ignacio fundo varios centros de educación superior, uno de ellos, en 1551, fue el prestigioso Colegio Romanosin duda el centro propulsor de todo el sistema educativo de la Compañía.

Esta universidad pontificia rápidamente se convirtió en uno de los más importantes y mas prestigiosa de Roma y de toda Europa. Allí se impartían Artes, Filosofía y Teología, pero no Leyes ni Medicina, materias que permanecieron fuera de la competencia de los jesuitas.


Entre sus alumnos destacados tenemos a grandes figuras como Nadal, Torres, Clavius y a Galileo!
Al menos hasta la condena de Galileo, científico mártir, en esta universidad se dio amplio espacio no sólo a las disciplinas humanísticas sino también a las científicas
Hoy, llamada Universidad Gregoriana, es base esencial para quienes pretenden ascender en la jerarquía vaticana, dirigir diócesis o ser diplomáticos vaticanos.

Después de 1610 los márgenes de libertad intelectual (la denominada libertas opinandi) se redujeron de modo sensible, pero hasta ese momento se puede hablar, sino de una "ciencia matemática, por lo que menos de una cultura matemática jesuita" que procuró extenderse, aunque con escaso éxito, a los colegios de la Compañía.

SBK?
En Italia, además de en Mesina y Roma, se abrieron colegios en Palermo (1549), Bolonia, Ferrara y Venecia (1551), Florencia, Módena, Nápoles y Perusa (1552), Génova (1554), Cagliari, Catanzaro, Milán y Parma (1564), para mencionar sólo las ciudades más importantes


Tres sacerdotes jesuitas que navegaron hacia la bahía de Yokohama, Japón, fundaron la Universidad de Sofía
Otra renombrada escuela jesuita es la Universidad de Georgetown.


Sbk?
Los jesuitas estudian al menos unos 12 años antes de ordenares sacerdote.
Como el caso del papa Francisco, que aunque ingresó en la orden con tan sólo 21 años, se licenció en Químicas, Humanidades, Filosofía y Teología antes de ordenarse.



Fieles defensores de la Fe
La Compañía de Jesús tuvo un papel decisivo durante la Contrarreforma, la reacción de la Iglesia a la reforma del protestante Lutero, y relevante fue su papel en el transcurso del Concilio de Trento, entre 1545 y 1563, en el que destacó la participación de los teólogos jesuitas Salmerón y Laínez.

A la muerte del fundador, en 1556, la Compañía se había extendido por todo el mundo al servicio de la Iglesia y del Romano Pontífice.




A lo largo de los más de 400 años de historia, la Compañía de Jesús ha sufrido diversos avatares, por las sospechas que despertaban algunas de sus actividades

Un ejemplo? El oprovio que sufrieron las misiones en las Reducciones del Paraguay, una especie de comunidades agrícolas que los jesuitas desarrollaron con los indios guaraníes en los siglos XVII y XVIII

Los jesuitas tuvieron problemas con la Inquisición; fueron expulsados de Portugal (1559), de Francia (1764) y de todos los dominios del Rey de España Carlos III en 1767.
La razón? por defender incondicionalmente al papado frente a estos gobiernos "ilustrados" que no lo reconocían como autoridad.

En 1773, la Compañía de Jesús fue suprimida por un edicto promulgado por el Papa Clemente XIV y restituida en todo el mundo en 1814 por el Papa Pío VII.

Supresión y restitución
Una vez restaurada, la Orden continuó su expansión, también en España, de donde en el siglo XIX fue suprimida en cinco ocasiones y disuelta en el XX, cuando en 1932 el gobierno de la Segunda República declaró inconstitucional el voto especial de obediencia al Papa.
En 1938, los jesuitas recobraron en España la situación jurídica anterior a la Constitución de 1931.


Sbk?
Los jesuitas en Europa fueron una fuerza significativa en la Contrarreforma luego del surgimiento del Protestantismo en el continente.
Sus imponentes iglesias barrocas en Roma son legado de ello.


Igual que en el pasado, algunos les han guardado recelo por ser tan "progresistas"
Los jesuitas siempre han promovido una agenda de justicia social, y su labor con los pobres de Latinoamérica a finales del siglo XX provocó inquietud en el Vaticano por el temor de que estuvieran adoptando movimientos políticos marxistas.

Algunos jesuitas, especialmente en EU y Holanda, pusieron en entredicho los pronunciamientos papales sobre control de natalidad, celibato y la exclusión de mujeres en el sacerdocio.


Durante el papado de Benedicto XVI, algunos escritos de un jesuita español, el reverendo Jon Sobrino, un connotado defensor de la teología de la liberación, fueron tachados por el Vaticano como "erróneos o peligrosos".

El año pasado, el cardenal Donald Wuerl, de Washington, criticó a la Universidad de 

Georgetown por invitar a la secretaria de Salud estadounidense a dar un discurso.
Los obispos de EU han chocado con el gobierno de Barack Obama en temas como salud y anticoncepción.


Otra escuela jesuita, la Universidad de Seattle, provocó el enfado de los católicos conservadores al invitar como orador a un ex gobernador que apoyaba el aborto.

Sbk?
El reverendo Robert Drinan, un jesuita, fue elegido al Congreso de EU durante el momento más tenso de la guerra de Vietnam, con un programa político opuesto al conflicto. Cuando murió, en 2007, el senador Edward Kennedy lo describió como la "imagen de un valiente", una referencia al libro "Profiles in courage" (Biografías de Valor) escrito por su hermano John F. Kennedy.

Restauración SJ

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...