lunes, 11 de marzo de 2013

Resurgen las Profecías de San Malaquías

Ya hemos hablado del gran interés por saber lo que nos depara el futuro...
Los católicos creen que el Vaticano, como "institución divina", existirá mientras exista el Mundo, por lo tanto, ellos también se interesaron en saber la fecha "del final"



Existen muchas profecía con respecto a este tema
Desde hace centurias el Vaticano ha ido recopilado muchas profecías sobre el futuro próximo del Papado y de la Iglesia. Se sabe que entre ellos hay premoniciones de San Francisco de Asis; Bartolomé Holzhauser; la Madre Elena Aiello, la beata Ana Catalina Emmerick: el Papa San Pío X; Sor Lucía dos Santos, que le fue revelado el Tercer Secreto de Fátima; entre otros tantos santos.

Una de las constancias mas antiguas se conserva en la Biblioteca del Arsenal de París.
De autor desconocido, dice el fin llegara luego de siete sucesores después de Sixto V
Este fué Gregorio XV, que murió en 1623... y no paso nada! Quedo como mera anécdota!

El segundo libro, llamado "de 
Escaligero", contiene dos vaticinios bastante oscuros que datan del siglo XIII, y cita como último papa a Urbano VI, que reinó de 1378 a 1389.

Otra profecía, que fue impresa en Venecia en el año de 1600 y atribuida a un tal Joannini, contiene un fantástico texto, que resulto erróneo como los anteriores.




En 1590 se publicaron las predicciones de San Malaquías!
A diferencia de las anteriores, las profecías de San Malaquías contenian visiones a futuro lejano, que por ya nos alcanzaron, ademas, parece que han resultado acertadas!

Resulta verdaderamente inquietante que en los mas recientes reinados pontificios las profecías coinciden de manera asombrosa con nuestra realidad histórica.

Lógico es que ahora que se llama a un nuevo conclave, San Malaquías vuelva a ponerse de moda... pero quién fué? sabes que profetizo? Aquí te van unos datos:

San Malaquías fué un santo de la Iglesia Católica.
Nació en Armagh, Irlanda, en 1094 en el seno de la familia O'Morgair que pertenecía a la nobleza. Fue bautizado con el nombre de Maelmhaedhoc (latinizado como Malaquías).

Desde muy joven decidió hacerse sacerdote y se puso bajo la dirección espiritual de un piadoso ermitaño llamado Imhar O'Hagan y después por el obispo Abbad Armagh, quien quedo impresionado por la santidad de su vida y de sus intenciones
Asi fue ordenado sacerdote por St. Cellach (Celsus) en 1119 a la edad de 25 años.



Después de su ordenación continuó sus estudios de liturgia y teología en Lismore, San Malchus.

En 1123 fue nombrado Abad de Bangor.
Se le encomendo reformar los monasterios y a restablecer en ellos la disciplina. La intensidad y eficacia de su labor hicieron que a los treinta años accediera al obispado.

Nueve años más tarde, murió San Celsus por lo que las autoridades religiosas eligieron a Malaquías como el nuevo arzobispo de Armagh y en primado de Irlanda, que era la más alta dignidad eclesiástica del país, pero por su gran humildad le costó aceptarlo.


Las intrigas no le permitieron asumir su cargo por dos años. En tres años restauró la disciplina eclesiástica en Armagh
Él puso todo su empeño en vigilar las costumbres de su clerecía y en evangelizar las zonas rurales. Luego, una vez creyó cumplida su tarea, renunció a todos sus cargos y se retiró, por humildad, en la pequeña diócesis de Down.


Entre 1139 y 1140, Malaquías realizó su primer peregrinación a Roma con el objetivo de ver al Papa Inocencio II y para reportarle los asuntos de su diócesis.


Pero antes de llegar, paso por el monasterio de Clairvaux (Claraval), ubicado actualmente en el departamento de Aube, al noreste de Francia, y fue fundada por San Bernardo en 1115.

Allí entabló una estrecha amistad San Bernardoquien más tarde se convertiría en su historiador de cabecera y la persona que redactaría su biografía mencionando el gran celo por la religión que profesaba Malaquías, y en especial, sus dotes proféticas y de revelación.




Lugo se encamino a Roma, donde fue recibido con los máximos honores por el papa Inocencio II y fue nombrado legado de Irlanda.

Pero no todo fue "miel en hojuelas"... Malaquías se encontró ante una situación espantosa: la ciudad sumida en la corrupción y al papado a merced de los señores italianos.

Según la hipótesis del Abad Cucherat, los acontecimientos históricos indican que él recibio una visión en la cual se descubrieron ante él las características especiales de todos los Papas, desde su era, y hasta el final de los tiempos, para brindarle esperanza y gran moral al Pontífice, al hacerle sentir que la Iglesia Católica de Occidente no estaba aún en sus últimos momentos.










Presentó sus resultados a Inocencio II, el cual no le dio la importancia debida y consecuentemente el manuscrito fue olvidado hasta 1590, año en que fue "re-descubierto"

Volviendo a nuestra historia... Malaquías regresó a Irlanda para proseguir su apostolado y paso vía Clairvaux donde se le juntaron cinco monjes para fundar en Irlanda la que mas tarde sería la gran abadía de Mellifont en 1142.


Luego de varios años se propuso ir nuevamente a Roma y dirigirse al nuevo Papa Eugenio III

Pero San Malaquías enfermó en el camino, pero pudo llegar a Clairvaux donde tuvo el consuelo de morir en los brazos de su querido amigo el 2 de noviembre del año 1148

Fue canonizado por el Papa Clemente III, el 6 Julio de 1199.


En vida, se le atribuyeron muchos milagros pero por lo que más se le recuerda es por su don de profecía.
Y hubo muchos testigos solventes de ello... Pero esto, equivale a afirmar que realmente fue él el autor de la profecía sobre los papas? Muchos creen que si; otros lo rechazan!

Los dos manuscritos fueron guardados en los archivos romanos y rápidamente fueron olvidados, hasta su descubrimiento en el año de 1590 cuando fue publicado luego de comprobarse el cumplimiento de muchos de los vaticinios
La otra fue publicada hasta 1690!

Lo cierto es antes de durante casi cinco siglos y medio después de la muerte del presunto autor, nadie había escuchado nada sobre estas profecías!
Para muchos parece imposible que un escrito permaneciera tanto tiempo desconocido.
Para otros no: Cuanta cosa imposible han presenciado nuestros ojos !?!

Bueno, pues, se publico y en 1595 se hizo una reimpresión del primer manuscrito en el "Arbol de la Vida, el Ornamento y la Gloria de la Iglesia" publicado por un importante historiador, el monje benedictino belga Arnoldo Wion, quien dedicara este libro al rey de España Felipe I.
Esta publicación es una supuesta biografía colectiva de los benedictinos elevados a la dignidad episcopal que termino resultando todo un éxito en toda la Europa cristiana

Historiadores reconocidos han avalado la autenticidad y antiguedad de los documentos
Aún así, algunos han declarado sus dudas sobre las profecías, primero por que se dan a conocer 400 años después de la muerte del santo, cuando muchos de los sucesos predichos ya habían sucedido y fácilmente se pudieron "acomodar" a conveniencia de otros.

Además, casualmente salen a relucir en el momento oportuno para dar un buen recibimiento a la candidatura de Gregorio XIVGirolamo Simoncelli, cardenal de Orvieto en 1590 en el conclave para suceder a Urbano VIII


Otra razón que hace suponer un fraude o alteración, es que después del mandato de Simoncelli, el texto contiene muchas ambiguedades, como el hecho de que los eruditos tienen que hacer grandes esfuerzos para que coincidan fechas y nombres de los siguentes papas.

Tanto partidarios como detractores, han hecho correr mucha tinta para defender con fuerza cada una de sus posturas a lo largo de varias generaciones.


Primero, por que al sitúarlas en los años cercanos al año 2000 han podido conservar su credibilidad intacta, más que nada, por que no se han cumplido en su totalidad.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...