sábado, 11 de mayo de 2013

Frases Vol II: Para los más Ch...expertos!

Resulta una verdadera chinga intentar explicar las múltiples facetas de la palabra, pero creó que ya chingué, al chingarme la explicación de alguien más chingón que yo, en este caso, de Octocarnage y MetallicA RuleZ!


Para todos los mexicanos, la vida es la posibilidad de chingar o de ser chingado.
Solamente se justificaba su expresión franca y llana en momentos de exceso de cólera, fuerte emoción o entusiasmo delirante, por lo que sólo se oía entre hombres, en momentos de gran celebración y dentro de las cuatro paredes del hogar, pero solo si la ocasión lo ameritaba, pero fuera de allí, no era bien bien visto decirla en público... 
Su carácter prohibido le daba a la palabra un poder casi mágico!



La conjugación del verbo Chingar se puede usar con distintos significados
Cuando una persona o un grupo ha logrado destacar, por ejemplo, en un deporte, se dice: ¡Es un chingón! o ¡son chingones! 

También se pueden expresar las acciones ilegales por medio del verbo chingar: ¡Me chingaron la parrilla del coche! o ¡Cuando me descuidé, que me chingan el portafolio!


Se dice que entre amigos: ¡No se valen chingaderas!
Refiriéndose a que no se puede abusar unos de otros. 

Cuando se trata de reprimir a alguien por una mala acción se dice: ¡Ya ni la chingas!, ¿cómo fuiste capaz?


Refiriéndonos al trabajo podemos decir: ¡Este trabajo es una chinga!, o ¡ahora si nos llevamos una chinga que ni salimos a comer!

Siguiendo con el trabajo, podemos decir sobre el jefe: ¡Ese desgraciado, solamante me esta chingue y chingue para que renuncie! o ¡No voy a dejar que nadie me chingue mi trabajo!



Sobre el nuevo office boy, el jefe puede decir a un subalterno: ¡Déjalo que se chingue, para que aprenda!

Alguien que lleva mucho tiempo trabajando puede decir: ¡La única forma de llegar a tener algo tuyo, es chingándole! o sea: trabajando duro.



Como Sustantivo, es usada para designar seres, cosas, objetos y realidades abstractas
En circunstancias normales, cuando algo resulta ser muy sabroso se puede decir: ¡Esta sopa te quedó chingona! 

Si el manjar en específico, es algo extraordinario, se puede decir: ¡Definitivamente la carne te quedó chingonsísima!




Ahora bien, si al servir la comida, la porción que nos toca resulta exagerada, se dice: ¡No seas bárbara, me serviste un chingo!

En contraparte, podemos demostrar nuestro disgusto diciendo: ¡Ni pruebes los frijoles, son una chingadera!  



A propósito de exageraciones...
Para hablar de algo más que un chingo, se puede decir: un chingamadral y más aún un: chingaputamadral, como superlativo superior.

Las contracciones aparecen cuando nos sirven muy poco: ¡No chingues, es muy poquito, sírveme más! o ¿Nada más esta chingaderita me tocó?




Se utiliza lo mismo como adjetivo calificativo
Dejando de lado a la comida, en la convivencia diaria, para designar a alguien que es muy bueno en alguna especialidad: ¡Victor es un chingón dibujando! o se puede decir ¡Es una chingonería! 

Al contrario si es muy malo: ¡Ni vayas con el mecánico de la esquina, vale pura chingada!
Como vemos, contradictoriamente puede describir algo bueno o malo, dependiendo de lo que anteceda o preceda.




Es muy común que cuando se haya arruinado algo (por ejemplo la televisión) se expresen de la siguiente manera: ¡Ya se chingó la tele! 





No solo se usa el verbo chingar como verbo, sino como un signo de admiración como puede ser al enterarse de algo y para rematar en vez de decir De verdad? o Neta? se dice Chinga!!! de veras? 


Otra forma muy común de expresión es una muestra de jubilo
Por ejemplo, si alguien gana una rifa o un concurso puede decir: ¡Ya chingamos!, por ¡ya ganamos!

Cuando alguien está muele y muele con algo y te pone hasta el gorro, las exclamaciones más frecuentes son: ¡Ya, chingá!, ¡Ya, chingao!, ¡Con una chingada!, ¡Qué bien chingas! o ¡Te voy a chingar si sigues!

LA PALABRA CHINGAR HOY EN DIA: 


La aplicación de esta palabra es evidentemente una forma de expresión popular...
Pero como te explicaba al principio del comentario, anteriormente no era bien visto un uso discriminado... Pero, ha habido algún cambio?

Obvio Si... la sociedad ha cambiado... su léxico también.
Todavía sigue sin justificarse su uso en pláticas formales, pero hoy es tan común decirla que ya no hay distingo de clases sociales, al contrario, la palabra se ha adoptado a todos los estratos sociales, principalmente los políticos.

Cuando en elecciones se quiere acusar a alguien de fraude se dice: ¡Nos chingaron, un chingo de votos! o sea ¡Nos robaron muchos votos!



De coloquial y jocosa... se convirtió en "el pan de todos los días"... o mejor diremos, el "pri de todos los días"?
Cuando se preparan elecciones se puede escuchar: ¡No voy a dejar que me chinguen! es decir ¡No dejaré que me quiten el hueso! 

Cuando el pueblo se queja de sus gobernantes, se dice: ¡Nos están chingando! o !están robando un chingo! Aunque ellos luego contesten que son ahorrativos, 
Verdad Moreira?


Exceso de trabajo genera depresión
Tipos de jefes
Recetas Mexicanas
Sopa Prehispanica
Cocina Tipo
Un Naco...
Don Gato y su Pandilla
Gabriel Vargas
Mexico es festivo

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...