sábado, 12 de julio de 2014

1953: Buen Cine Internacional

La industria cinematográfica durante los años 1950-1960 estuvo marcada por un declive que permitió al espectador acceder a otros mercados
Aunque la industria hollywoodense logro gran éxito con los nuevos formatos panorámicos de 3D y a pesar de la gran popularidad e influencia de sus actores y directores, los estudios se desprendieron de muchas de sus salas de exhibición y terminar contratos con otras empresas asociadas y vendieron películas en un mercado más abierto y más competitivo.

El star system, en el que los estudios habían invertido millones de dólares, se acababa.
Los intérpretes, libres para actuar con independencia de los grandes estudios, exigieron impresionantes sueldos y un porcentaje de los ingresos de sus películas. Hacia 1959, la producción estadounidense había decrecido hasta 250 películas al año, lo que representaba la mitad de la producción realizada durante la guerra.

Acuérdate de la frase del año: Detrás de algo Malo, siempre viene algo Bueno!
Y Qué ventaja pudo tener esta desaceleración del cine estadounidense?
Durante este periodo, las películas europeas y asiáticas, principalmente las japonesas, se convirtieron en algo común para el espectador estadounidense que ahora podía verlas en salas de arte y ensayo.
Para que te des una idea, en 1946, había menos de una docena de salas de arte y ensayo en todo el país, mientras que en 1960 sobrepasaban el millar.

Además!
Comenzaron a proliferar por todo el mundo los festivales de cine, en los que se mostraba el trabajo de directores cuya obra antes de 1950 era muy poco conocida fuera de sus países de origen

El mejor ejemplo? El Festival de San Sebastián que este año festejará su primer 60 Aniversario, luego que arrancara el 21 de septiembre de 1953!
Cada año, a finales del mes de septiembre, se reúnen en la ciudad vasca de San Sebastián, España, lo mas selecto del cine, al mismo tiempo que recibe y propicia el descubrimiento de nuevos talentos del mundo del cine.

Hoy por hoy, el Festival de San Sebastián es un certamen cinematográfico de la máxima categoría (A) acreditada por la Federación Internacional de Asociaciones de Productores Cinematográficos (FIAPF) consolidandose como uno de los eventos culturales de mayor envergadura y repercusión de España y en el conjunto de países de habla hispana, así como uno de los más longevos y prestigiosos de Europa.

Permiteme presentarte algunas de las cintas extranjeras que triunfaron este año:

Cuentos de Tokio de Yasujirō Ozuc
Obra maestra del Cine Japonés

Narra la historia de unos padres ancianos, originarios de Onomichi, que visitan a sus hijos residentes en Tokio. Los primeros, provenientes del Japón rural, son rechazados en cierta medida por sus hijos. La humanidad evoluciona tan rápidamente que entre las generaciones se origina un abismo que las mantiene incomunicadas entre sí.


Cuentos de la Luna Pálida de Kenji Mizoguchi
Si hablamos de las películas de Mizoguchi, tendríamos que aprovechar para hablar de Kinugasa... Ambos, en esta época, dirigieron dos grandes dramas hermosamente producidos con una fotografía bella y caracterizada por un original empleo del color.
El primero, Cuentos de la Luna pálida de agosto (1953), sobre leyendas japonesas del siglo XVI, y el segundo, La puerta del infierno (1954), narra un cuento medieval de honor familiar, destacaron como trabajos de una gran madurez artística, profundidad filosófica e impacto visual que caracteriza al cine japonés.

En 1953, Akira Kurosawa estaba preparando uno de los largometrajes más influyentes del cine japonés: Los siete samurái.
Luego de ganar el gran premio del Festival Internacional de Cine de Venecia, en 1951, se catapulto su carrera como director, dando a conocer el potente cine de su país al mundo, que no tardarían en reconocer en su obra y en la de otros maestros japoneses, como Ozu Yasujiro, que fueron fuente de inspiración para los cineastas de occidente.
Hay que reconocer, que pese a su calidad y solidez industrial, han llegado a Occidente pocas obras, exceptuando a Kurosaw, que fue el primero en romper las fronteras


Un Verano con Mónica de Ingmar Bergman
Bergman inicio su carrera en 1941 trabajando como guionista.
Tres años mas tarde, su cuento Tortura llego al set dirigido por Alf Sjöberg, que retoco esta historia obsesiva y violenta otorgandole una tensión interior especial al personaje.
El éxito internacional obtenido por esa cinta, le permitió a Bergman iniciarse como director, un año después, con Crisis. Durante los siguientes diez años escribió y dirigió más de una docena de películas, que incluyen Llueve sobre nuestro amor, Prisión, en 1949, Noche de circo y Un verano con Mónica, ambas de 1953.
Siendo este el inicio de una carrera de mas de 40 años del que sería considerado director clave de la segunda mitad del siglo XX, para muchos, el más importante de la cinematografía mundial.


Salome

Shane (Raíces profundas) de George Stevens


Las Vacaciones de M. Hulot de Jacques Tati

Como toda esa decada, Francia domino el mercado mundial del cine artístico, produciendo cineastas muy independientes que experimentaron diversos modos de expresión.
En esta cinta, Jacques Tati hizo esta comedia muy personal, reviviendo la pantomima ligera.

Tati hizo mas películas, algunas con menor éxito comercial, pero siempre contando con el aprecio de los críticos, consolidando la llamada nouvelle vague, que considera que el verdadero autor en el cine es solamente el director, cuya personalidad queda grabada en la película a pesar de las presiones de los estudios o las influencias exteriores de cualquier otro tipo.

Otro logro de los franceses fue seguir haciendo cine a pesar de atravesar una crisis financiera, por lo que los productores se atrevieron a hacer películas comercialmente rentables de bajo presupuesto de producción.

Pan Amor y Fantasía
En la década de los cincuenta el Neorrealismo fue perdiendo fuerza, cosa aprovechado por el cine italiano, que era mucho mas amable y vital, que fue derivando hacia la comedia social

Te querré siempre de Roberto Rosellini

Colorado Jim de Anthony Mann

Hondo de John Farrow

La espada de Damasco de Nathan Juran

El Cerebro de Donovan de Felix E. Feist

Reportaje de Emilio Fernández

El Bruto de Luis Buñuel
Buñuel es considerado uno de los más importantes y originales directores de la historia del cine. Nacio en España pero se naturalizo mexicano debido a los problemas que tuvo con la dictadura del general Franco tras la Guerra Civil española. La gran mayoría de su obra fue realizada en México y Francia.
El Bruto es una crítica a la clase baja de México, narrando las peripecias de la gente pobre de la ciudad de México de los años cincuenta.

Abismos de Pasión


Padre Nuestro
Carlos Lopez Moctezuma y Evita Muñoz "Chachita"

El rapto
La red
La rosa blanca
Reportaje

Quien lo diría !?
El impacto del cine extranjero sobre los cineastas estadounidenses y el declive del sistema de los estudios coadyuvaron durante las siguentes décadas a cambiar del estilo del cine hollywoodense surgiendo una nueva generación de realizadores como Stanley Kubrick, Woody Allen, Arthur Penn, Francis Ford Coppola, Martin Scorsese, Robert Altman, John Cassavetes o John Sayles... pero eso es tema de futuros comentarios!

Breve Historia del Cine

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...